Argentina

CONSIDERANDO
que la libertad de prensa en la Argentina se está viendo amenazada de modo creciente por el poder político, a través de hechos de intimidación y agresión dirigidos contra periodistas y medios de comunicación

CONSIDERANDO
que a dicha violencia verbal se han agregado, en los últimos meses, otros ataques alimentados o tolerados por las autoridades, entre los que se destaca el bloqueo a las plantas de impresión y distribución de los principales diarios y revistas por parte del Sindicato de Camioneros, aliado del partido gobernante

CONSIDERANDO
que en el mismo sentido, desde el gobierno se ha redoblado la promoción de iniciativas legislativas, planteadas con espíritu de confrontación, que podrían conducir a fragmentar y debilitar, en la actual coyuntura política y económica, el espacio de los medios de comunicación independientes

CONSIDERANDO
que en lugar de promoverse un debate abierto y transparente, donde tengan cabida las opiniones y perspectivas de los distintos actores políticos, sociales y de los medios, estas iniciativas parecen esgrimirse como mecanismos de presión que buscan intimidar y condicionar la tarea periodística

CONSIDERANDO
que, lejos de corregirse algunas de las desviaciones señaladas por la SIP en años anteriores, desde el Estado Nacional se han profundizado acciones distorsivas sobre el mercado de los medios, tales como la arbitrariedad en la asignación de publicidad oficial, la cooptación indirecta de medios privados a través de empresas afines al poder, o a la manipulación informativa de noticias e imágenes que se observa en los medios públicos

CONSIDERANDO
que estas circunstancias revelan una incomodidad respecto del papel de la prensa en la democracia y una escasa tolerancia al disenso y al auténtico pluralismo, situaciones que si bien se habían observado con anterioridad, se profundizaron en este semestre

CONSIDERANDO
que el Principio 7 de la Declaración de Chapultepec establece que “Las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para la importación de papel o equipo periodístico, el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión y la concesión o supresión de publicidad estatal, no deben aplicarse para premiar o castigar a medios o periodistas”

LA REUNION DE MEDIO AÑO DE LA SIP RESUELVE
reiterar su preocupación por el agravamiento del clima oficial respecto de la libertad de prensa en la Argentina, manifestado en los últimos meses con diferentes ataques, amenazas y proyectos que podrían conducir, de modo directo o indirecto, a intimidar o afectar la tarea periodística

alertar sobre la reiteración de conductos emanadas del poder, como el manejo discrecional de la información, el abuso discriminatorio de la pauta del Estado o la promoción de proyectos administrativos y legislativo, que podrían tener como fin controlar y debilitar a los medios, tanto en su faz periodística como en su independencia económica

exhortar al Gobierno y a los referentes del partido oficialista de la Argentina a revisar las conductas señaladas, a cesar en esta escalada de hostigamiento a la prensa y a ratificar de este modo su compromiso con la plena vigencia de la libertad de expresión en el país