Argentina

CONSIDERANDO
Que ha tenido aprobación reciente en el Congreso Nacional la denominada ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

CONSIDERANDO
Que se trata de una norma que afecta la libertad de expresión de los medios audiovisuales, en tanto otorga fuertes discrecionalidades al gobierno de turno para la adjudicación y revocación de licencias, así como para la imposición de sanciones, habilitando un control editorial indirecto.

CONSIDERANDO
Que la misma afecta la libertad de programación de los medios y la prohibición de la censura previa, al establecer regulaciones de contenidos y limitar la libre creación de contenidos audiovisuales, aún cuando los mismos no utilicen el espectro radioeléctrico.

CONSIDERANDO
Que la normativa promulgada se aleja de varios estándares internacionales en materia de comunicación audiovisual, al establecer límites arbitrarios para la generación de señales televisivas e incompatibilidades entre servicios o cuotas de mercado que no se fundamentan en criterios de razonabilidad.

CONSIDERANDO
Que la normativa presenta una clara discriminación contra los medios privados, al limitar su alcance y prohibirles la constitución de redes o cadenas, mientras que los medios estatales no resultan alcanzados por dichas restricciones.

CONSIDERANDO
Que la ley aprobada apunta a una fragmentación del espacio de los medios privados, desentendiéndose de su sustentabilidad, lo que los hará más vulnerables y dependientes de recursos oficiales o de intereses ajenos al sector.

CONSIDERANDO
Que la ley contiene disposiciones retroactivas, que desconocen licencias vigentes y debidamente otorgadas, vulnerando los derechos adquiridos de radiodifusores y la seguridad jurídica.

CONSIDERANDO
Que el texto compromete principios constitucionales básicos, como la libertad de expresión, el federalismo y el derecho de propiedad, así como principios supranacionales de Derechos Humanos, como los expresados en el art. 13 de la Convención Americana, que prohíbe restringir la libre expresión por vías o medios indirectos, como el abuso de controles oficiales de frecuencias radioeléctricas.

CONSIDERANDO
Que el proceso de sanción de la ley ha generado fuertes cuestionamientos en torno a las presiones oficiales para su rápida sanción sin cambios sustanciales, al debate apresurado tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, a un esquema de consultas limitado y parcial, y a un trámite legislativo con denuncias de irregularidades en ambas Cámaras.

CONSIDERANDO
Que la norma fue impulsada por el Gobierno en medio de un clima de hostilidades contra los medios de comunicación

CONSIDERANDO
que el principio 7 de la Declaración de Chapultepec establece: “Las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para la importación de papel o equipo periodístico, el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión y la concesión o supresión de publicidad estatal, no deben aplicarse para premiar o castigar a medios o periodistas”

LA ASAMBLEA GENERAL DE LA SIP RESUELVE

Expresar su preocupación por las consecuencias negativas que la normativa aprobada tendrá para la libertad, la diversidad y la sustentabilidad de los medios vigentes en el país.

Solicitar al Parlamento argentino, cuya composición se renueva el próximo 10 de diciembre, la revisión del texto aprobado para que la ley que regule los servicios de comunicación audiovisual sea una norma basada en criterios de razonabilidad y acorde con los parámetros internacionales que rigen en materia de regulación de servicios audiovisuales.

Solicitar a los ámbitos institucionales correspondientes para que en las instancias competentes velen para que sean preservados los principios fundamentales que ley compromete, en particular aquellos vinculados la libertad de expresión y otras garantías constitucionales.