Barbados

En el 2007, el diario The Nation tuvo por lo menos dos conflictos con la policía, ninguno de los cuales ha sido resuelto satisfactoriamente todavía.

A fines del 2008 se suscitó otro choque entre periodistas y la policía. Además de ello, el Partido Democrático Liberal, ahora en el poder, retiró parte de la publicidad de su partido y su columna semanal del diario The Nation, por considerar que éste no estaba “de su lado”. En uno de los dos conflictos que el diario tuvo con la policía en el 2007, un oficial le quitó la cámara a un fotógrafo y borró las fotos que éste había tomado de un accidente serio. En el otro, tres periodistas fueron obligados por la policía a salir de las instalaciones de un hospital público porque el director del hospital se quejó de que estaban tomando fotos relacionadas con otro accidente grave. Ambos incidentes fueron reportados a las autoridades y ahora se encuentran bajo investigación.

En el 2008 hubo un incidente en el que estuvieron involucrados dos fotógrafos, uno de ellos de la única estación de televisión de Barbados, estatal, y el otro de The Nation. Los fotógrafos habían asistido al tribunal para cubrir la comparecencia de un oficial de la policía que había sido acusado de posesión de drogas, cuando otros agentes literalmente los sacaron a empujones para que no tomaran fotos y luego los acusaron de resistirse a la autoridad. El caso continúa pendiente. Estos son algunos ejemplos de amenazas preocupantes para la libertad de prensa de la que hemos venido disfrutando durante muchos años.

Como resultado de estos casos policiales, un grupo de medios se ha estado reuniendo con la policía para tratar de mejorar las relaciones entre ambas partes. Todos los incidentes fueron condenados por los directores de los medios y por los periodistas, calificándolos de amenazas a la libertad de prensa en Barbados.

La situación con el Partido Democrático Liberal es otro problema. El partido, que está en el poder desde enero del 2008, tiende a ignorar a The Nation y a mostrar preferencias por el otro diario, The Advocate, que apoya al gobierno.