El Salvador

El clima de tensión electoral y la violencia en ascenso fueron los mayores problemas para la actividad periodística en este período.
La confrontación creciente entre los simpatizantes de las dos principales fuerzas políticas, ARENA y FMLN, ha llevado a agresiones colaterales a periodistas en los escenarios, como la registrada a inicios de este mes en un hotel capitalino. Supuestos simpatizantes de ARENA agredieron físicamente a periodistas de televisión, radio y prensa escrita. Se originó una trifulca y el periodista de radio, Alfredo Pacheco, resultó con lesiones leves, y equipos de transmisión de dos televisoras locales, fueron dañados. Más tarde, se reportó la agresión de simpatizantes del FMLN a otro equipo de televisión.
La relación de los candidatos del partido de izquierda FMLN, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, con los medios de comunicación permanece tensa. La fórmula presidencial de este partido se ha negado a participar en algunos programas de opinión de dos cadenas de televisión, TCS y Tecnovisión; al periódico El Diario de Hoy le ha negado constantemente entrevistas y ha dicho públicamente que solamente se la dará cuando exista un cambio de posición editorial de la empresa propietaria; además, el candidato Funes, en el caso de La Prensa Gráfica se negó en dos ocasiones a asistir a un foro, y condicionó su presencia en un tercero, al cual asistió.
La funcionaria del FMLN, diputada del Parlamento Centroamericano (PARLACEN) por ese partido, Nidia Díaz, interpuso, el pasado 13 de febrero, una demanda penal contra el periodista de La Prensa Gráfica por difamación y pidió la cárcel para los comunicadores, directores del medio y para los que, según ella, resultasen involucrados. La diputada argumenta que fue difamada por una noticia que resultó incorrecta, pero el medio de comunicación pidió disculpas públicas en tres ocasiones. Ella insistió con la demanda penal y el caso se encuentra en proceso en la Fiscalía General de la República en proceso de depuración.
La actitud de este partido y sus representantes continúa siendo hostil hacia los medios de comunicación, ya que constantemente se encuentran en franca disputa y utilizan vías directas o indirectas, a través de la Internet, para coaccionar.
Aún no ha sido considerado por el Congreso el proyecto de ley de acceso a la información pública presentado en octubre pasado por la Fundación Salvadoreño para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) debo informar que aún no ha sido considerado por el congreso.