San Vicente y Granadinas

Jeff Trotman, periodista de Guyana que trabaja para The Vincentian desde 1997 fue arrestado el 21 de diciembre de 2008 cuando fotografiaba un incendio. El superintendente de la policía, Rouzendal Francis, le ordenó que dejase de tomar fotos. El periodista insistió, afirmando que estaba en su derecho de hacerlo, por lo que fue detenido durante seis horas sin acceso a su abogado. El delegado adjunto, Bertie Pompey, confirmó después que no se le habían levantado cargos y que se estaban investigando las circunstancias de su detención.