Chapultepec

Ganadores del Gran Premio Chapultepec


Vacante
Fernando Henrique Cardoso – Ex presidente de Brasil
Enrique Krauze – Historiador, escritor y periodista
Mario Vargas Llosa – Premio Nobel de Literatura 2010, escritor y columnista

Presentación del Gran Premio Chapultepec 2010

premio_vivanco2La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) entregó el Gran Premio Chapultepec 2010 a José Miguel Vivanco de la organización Human Rights Watch, durante su Reunión de Medio Año que con motivo de revisar el comportamiento semestral de la libertad de expresión y de prensa en las Américas, concentrará en Aruba a más de 250 editores y periodistas a partir del próximo viernes.

Vivanco, director de la División Américas de Human Rights Watch, seleccionado por su destacada labor en defensa de la libertad de expresión y los principios de la Declaración de Chapultepec.

 

 

 

Asdrúbal Aguiar, académico y experto legal venezolano, recibe el Gran Premio Chapultepec 2009

Resolución de la SIP honra el 15to aniversario de la Declaración de Chapultepec. Asdrúbal Aguiar, académico y experto legal venezolano, recibe el Gran Premio Chapultepec 2009

premio_asdrubar02 premio_asdrubar01

Miami, 18 de marzo del 2009- La reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), celebrada en Asunción, Paraguay, acordó unánimemente rendir tributo al decimoquinto aniversario de la Declaración de Chapultepec –estandarte de la libertad de prensa y de la libertad de expresión– comprometiéndose a mantener sus principios y declarar sus valores universales y obligatorios en las constituciones de las naciones libres. Asimismo, la reunión de los socios de la SIP acordó establecer el mes de marzo como Mes de la Declaración de Chapultepec, y el 3 de mayo como Día de la Libertad de Prensa. Por último, la organización se propone informar y educar al público en general a identificar el cumplimiento de los diez principios de la Declaración, así como sus incumplimientos.

Gran Premio Chapultepec 2008 otorgado a la Corte Suprema de Justicia de Argentina

premiochapultepec2008La Corte Suprema de Justicia de Argentina, en nombre de su presidente Ricardo Luis Lorenzetti, recibió el pasado 28 de marzo el Gran Premio Chapultepec 2008, una de las más importantes distinciones que otorga el organismo hemisférico para reconocer los esfuerzos de individuos o entidades que han hecho contribuciones significativas hacia la promoción, desarrollo, consolidación y defensa de los principios de la libertad de prensa contenidos en la Declaración de Chapultepec, establecida en 1994 como instrumento para la libre expresión en el hemisferio occidental.

El premio Chapultepec 2008 fue otrogado por el fallo de la mencionada Corte y que prohíbe al gobierno discriminar contra medios de noticias mediante el retiro o reducción arbitrarios de publicidad oficial. Esta histórica decisión, respecto al caso del gobierno de la provincia de Neuquén y su gobernador Jorge Sobisch contra la Editorial Río Negro, estableció que “el Estado no puede manipular la publicidad, dándola y retirándola a algunos medios en base a criterios discriminatorios” y tampoco “puede utilizar la publicidad como un modo indirecto de afectar la libertad de expresión” y que “la discriminación de parte del Estado con la publicidad oficial es una coacción indirecta contra la libertad de prensa”. A continuación el discurso de agradecimiento del Dr. Ricardo Luis Lorenzetti.


Sociedad Interamericana de Prensa
Reunión de Medio año 2008
Caracas, Venezuela
Viernes 28 de marzo de 2008
Presentación del Gran Premio Chapultepec
Dr. Ricardo Luis Lorenzetti (Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Argentina):

Muchas gracias por este premio.
Quiero transmitir este agradecimiento en mi nombre personal y en el de mis colegas de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de Argentina, en especial a todos los miembros que integran la Sociedad Interamericana de Prensa y que nos dan este reconocimiento.

Nosotros estamos convencidos que la libertad de prensa es un valor y es un principio jurídico y que como todos los valores y los principios jurídicos suelen ser atacados por medios que se van renovando de un modo creativo y lamentablemente dinámico. Y aquellas formas directas de ataque a la libertad de expresión y de prensa que son tradicionalmente conocidas se van transformando en otras más novedosas, que se suelen dominar indirectas pero que en los hechos no son tan indirectas, como los medios económicos.

Esto es lo que ha dicho la Corte en esta sentencia y espero, al igual que el doctor Mitre, que siga esta lineamiento siendo ejemplar dentro de la jurisprudencia argentina y también sea adoptado por otros países.

Tal vez me quedaría observar que esta cuestión es parte de algo mucho más general sobre lo que nosotros debemos necesariamente reflexionar, y es que forma parte de nuestra cultura muy difundida en demasiados niveles de América Latina, el hecho de que la diversidad no es bienvenida. Y este es un lamentable error en nutras sociedades, en nuestras decisiones institucionales y es un error que hoy se ve desde distintos puntos de vista.

Fíjense ustedes que hoy los científicos nos advierten que estamos eliminando la diversidad en la naturaleza, porque hay cada vez menos especies naturales y salvajes. Y este es un mal, porque la naturaleza es diversa, es necesariamente diversa, y si la naturaleza, que es nuestra madre, requiere de la diversidad también la cultura requiere de opiniones de distintos tipos, de discusiones, de puntos de vista diversos. Este es un bien, es un valor que hay que preservar en las sociedades. Y para que esto sea posible es necesario que todos nosotros entendamos que hay que someterse a reglas claras, estableces, que no pueden ser sustituidas por decisiones del momento. Con demasiada frecuencia muchos dirigentes con responsabilidad dejan de lado las reglas, para sustituirlas por las decisiones del momento, las que convienen.

En esto quiero terminar con una cita que me parece ejemplar de un filósofo, Elster, que ha hablado de que los compromisos constitucionales son auto-restricciones, son ataduras. Y él ha mostrado el ejemplo de Ulíses, que fue atado a un mástil para no caer en la tentación que le ofrecían las sirenas. Análogamente nuestras constituciones, nuestros valores, nuestros principios que están anidados en los textos constitucionales son ataduras que nuestros gobernantes, nuestros dirigentes, cualquiera que sea su responsabilidad, debe respetar. Lamentablemente con demasiada frecuencia nuestra historia muestra que nos desatamos y caemos en las tentaciones. Esto ha creado un círculo vicioso que se repite cada tanto en nuestras sociedades.

Nosotros estamos convencidos que nuestra gran responsabilidad es volver a atar fuertemente con esta ligaduras de la constitución, del estado de derecho, a todas nuestras sociedades para que una vez por todas sean diversas, las opiniones de nuestros pueblos sean escuchadas…

Nada más y muchas gracias.

Gran Premio Chapultepec 2007 otorgado al Banco Mundial en Cartagena, Marzo

2007-06-08
Discurso Premio SIP
Bartolomé Mitre, Presidente de la Comisión de Chapultepec y Director de La Nación de Buenos Aires.
Buenas tardes
Señoras y señores
Miembros del Comité de Chapultepec Autoridades y miembros de la SIP

En nombre de la Sociedad Interamericana de Prensa y del Comité de Chapultepec, es para mí un gran placer y un gran honor presentar el Gran Premio Chapultepec 2007 al Banco Mundial. El Sr. Miguel Lopez, director del Banco Mundial en Colombia, se encuentra aquí el día de hoy en representación del Banco Mundial y sus autoridades.

Desde marzo de 1994, la SIP y el Proyecto Chapultepec nos hemos consagrado a la aplicación de la Declaración de Chapultepec como arma permanente para la libertad de expresión en las Américas. Estamos dedicados a la tarea de ir logrando la aceptación de la Declaración,

para que sus virtudes se integren en el tejido de la vida cotidiana.

Chapultepec_IMG_0447El Gran Premio Chapultepec se otorga cada año con el objetivo de reconocer la labor de personas o entidades —no necesariamente vinculadas a los medios de comunicación— que han contribuido en medida importante al logro de este objetivo mediante la promoción, el desarrollo, el fortalecimiento y la defensa de los principios expresados en la Declaración y de la libertad de prensa.

El Banco Mundial, por su compromiso con la lucha por la libertad de prensa como elemento indispensable de la lucha contra la pobreza, encarna la verdadera esencia de la Declaración de Chapultepec.

Hace ocho años, el entonces presidente del Banco Mundial, James D. Wolfensohn, habló ante el Comité Mundial de Libertad de Prensa con ocasión del Día Internacional de la Libertad de Prensa. Contó por primera vez la historia interna de cómo el Banco llegó a retener fondos destinados a países en los que se manipulaba descaradamente la prensa. Allá en los años noventa, el Banco luchaba por vencer la percepción de que era una entidad de beneficencia, y veía con frustración que su ayuda lograba pocos avances en el desarrollo para los 4 mil 800 millones de personas que vivían en la pobreza. Dos años antes, cuando el señor Wolfensohn se incorporó al Banco, le dijeron que “la corrupción es la palabra prohibida, que de ella no se habla porque la carta constitutiva del Banco dice que no se debe entrar en la política”. Tampoco se hablaba de libertad de prensa, ciertamente porque era un tema muy cercano a la política. “Me quedó muy claro —refirió Wolfensohn, después de dos años en el puesto— que los temas de la corrupción y de la libertad de prensa, si bien tienen repercusiones políticas, son en realidad temas indispensables para el desarrollo económico”. La corrupción es el principal obstáculo para el desarrollo económico equitativo. Por eso, según se cuenta, simplemente dijo que redefinía la corrupción, no como tema político, sino como tema económico y social.

Así, el Banco Mundial emprendió un estudio de más de 60 mil personas pobres en más de 60 países. Según lo contó Wolfensohn, surgieron unos hallazgos interesantísimos sobre los pobres. El primero de ellos fue que lo que marca la diferencia entre pobres y ricos es la falta de voz. La incapacidad de ser representados. La incapacidad de comunicar con autoridad lo que piensan. Quieren plantear el tema del aumento de la violencia contra la mujer. Quieren plantear el tema del acceso a la microfinanciación y a otros recursos. Quieren plantear que para ellos, el tema más trascendental, después de la falta de voz, es la corrupción. La corrupción les repercute en la vida diaria mucho más que a la clase media o a la clase del poder, en lo que se refiere a su capacidad de acceder a servicios, de lograr que sus hijos asistan a la escuela o simplemente de poder llegar al trabajo.

En 2004, Wolfensohn manifestó que si la prensa libre es elemento clave de la lucha mundial contra la pobreza y si sirve de catalizador para el desarrollo económico, por desgracia la realidad no pinta bien para el desarrollo. De una población mundial de 6 mil millones de personas, sólo mil 200 millones viven en países con acceso a una prensa libre. De los demás, 2 mil 400 millones viven sin prensa libre, y otros 2 mil 400 millones viven en países en que la libertad de prensa es apenas parcial.

En 2006, Daniel Kaufmann, funcionario del Banco y renombrado autor del informe “Governance Matters”, indicó que por ello el Banco ha encauzado su apoyo hacia dos ejes estratégicos. Primero, se encuentra elaborando indicadores nacionales —y comparables de un país a otro— de la libertad de los medios de comunicación y del buen gobierno, para poder apreciar con certeza el estado actual de los medios. En el segundo frente, el Banco está destinando fondos a la aplicación de leyes de acceso a la información pública. Ante estudios que demuestran que los países con mayor libertad de prensa son los que mejor controlan la corrupción, el Instituto del Banco Mundial ha ofrecido en los últimos cinco años capacitación en periodismo investigativo y económico a más de 2 mil 500 periodistas.

Al mismo tiempo, el Banco ha retenido fondos que se destinaban a países beneficiarios en que no existe libertad de prensa y en que los medios son dirigidos por funcionarios corruptos. Esta estrategia ha suscitado mucha polémica, y se debaten los posibles riesgos adicionales que ella implica para los pobres. En 2004, la adopción de una ley nacional de divulgación se fijó como condición para préstamos otorgados a Honduras y Nicaragua.

El presidente actual, Paul Wolfowitz, tiene un firme compromiso con esta política. Según señaló en 2005: “Cualquiera que diga que la libertad de prensa es un tema meramente político que nada tiene que ver con el desarrollo, no creo que entienda lo importante que es la rendición de cuentas para poder combatir la corrupción, ni lo grave que es la amenaza que representa la corrupción para el proceso del desarrollo”.

Señor Lopez, es para mí un gran placer presentar el Gran Premio Chapultepec al Banco Mundial por su labor en defensa de la libertad de prensa. Seguramente tendrá usted más que decirnos sobre estos temas.

 

Corte Interamericana de Derechos Humanos – A nombre de la CorteIDH, recogió el premio Diego García Sayán, magistrado de la CorteIDH
Santiago Cantón – Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Vacante
Anthony Lewis – Autor del libro “Ninguna ley: El caso Sullivan y la Primera Enmienda” y ex columnista The New York Times
Claudio M. Grossman – Ex presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Jorge Santistevan – Ex Defensor del Pueblo de Perú
Dana Bullen – Ex director ejecutivo del World Press Freedom Committee
Arthur O. Sulzberger – Presidente Emérito del The New York Times Company
Federico Mayor Zaragoza – Director General UNESCO