Preocupa a la SIP se preserve la libertad de prensa tras intervención de medios en República Dominicana

Miami (15 de mayo del 2003) – Respecto a la intervención judicial
administrativa de varios medios de comunicación vinculados al Banco Intercontinental
en República Dominicana, la Sociedad Interamericana de Prensa manifestó
su “esperanza de que la libertad de prensa no sufra menoscabo en ese país”
al tiempo que se manifestó “atenta al curso de los acontecimientos”.

Tras tomar conocimiento de la intervención de los periódicos
Listín Diario, Ultima Hora, El Expreso y El Financiero y otros medios
de comunicación, el presidente de la SIP, Andrés García
y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa, Rafael Molina,
expresaron que “la ocupación de importantes medios de comunicación
por parte de autoridades que actuaron a requerimiento del Banco Central de la
República Dominicana en interés de preservar bienes supuestamente
vinculados al intervenido Banco Intercontinental, produce una legítima
preocupación en el seno de la Sociedad Interamericana de Prensa”.

García y Molina agregaron que “en cualquier circunstancia que un
medio de comunicación ve alterada la normalidad de su funcionamiento,
los mayores perjuicios los sufre la sociedad, cuyo derecho a recibir información
es sagrado”.

“En el caso que nos ocupa, que afecta a los periódicos Listín
Diario, Ultima Hora, El Expreso y El Financiero, y a los canales de televisión
y emisoras de radio que también se señalan como vinculados al
Banco Intercontinental, los miembros actuantes del Ministerio Público
y las autoridades interventoras designaron administradores judiciales en las
empresas intervenidas y directores provisionales en algunas de ellas, bajo el
alegato de que actúan en conformidad con las leyes”.

“Los directores de los medios impresos, que han renunciado a sus funciones
aduciendo que en las nuevas condiciones de intervención que imperan en
sus respectivos centros de trabajo no pueden ejercer idóneamente sus
derechos de libre expresión, sostienen que se trata de un atropello vulgar
a la libertad de prensa”.

Por último, García y Molina manifestaron que “la SIP estima
que sería terrible el daño que se puede inferir a la sociedad
si esta situación no se regulariza de conformidad con las leyes, de manera
que no queden mediatizados en ninguna forma los derechos de la ciudadanía
para recibir noticias e informaciones fuera de toda sospecha. Al mismo tiempo,
la SIP lamenta la renuncia de los directores de los medios citados, tratándose
de profesionales de reconocida conducta con un historial de servicios valiosos
a la sociedad, que garantizaban la independencia de importantes periódicos
dominicanos”.

Otras Informaciones

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos estan marcados*

*