Portrait of smiling student in training course

Antecedentes


La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Fundación Robert R. McCormick se unieron para auspiciar en conjunto la Conferencia Hemisférica sobre la Modernización de la Enseñanza en Periodismo. Esta conferencia, celebrada en Cantigny, Illinois, en septiembre de 1995, reunió a decanos de facultades latinoamericanas de periodismo y a sus pares de Estados Unidos, además de editores de diarios de ambas latitudes, para debatir sobre el estado de la capacitación universitaria en Latinoamérica y el modo de satisfacer las necesidades de los medios de comunicación.

La “Conferencia Cantigny” se centró en la modernización y puso especial énfasis en la necesidad de promover una capacitación más práctica, profesional y multidisciplinaria. Con la reunión se inició el debate sobre las alternativas de la formación periodística del Siglo XXI al servicio de sociedades libres donde los ciudadanos tienen el derecho a procurar y recibir información, a expresar sus opiniones y a divulgarlas sin restricciones.

Los decanos y editores examinaron en conjunto la situación actual en cada uno de sus países, analizando temas como la preparación de los estudiantes para cubrir las expectativas de la profesión, las oportunidades laborales, los vínculos entre las facultades y los medios y el cambio que se está produciendo en la estructura de la información ante la llegada de las nuevas tecnologías, como es el caso de la Internet. Más allá de la diversidad de los países, culturas y programas universitarios que estuvieron representados en la reunión, surgieron varios intereses en común, a la vez que el intercambio de experiencias e ideas dio lugar a varias propuestas con el fin de realizar cambios en los enfoques de la enseñanza del periodismo.

Los participantes observaron que los principales problemas incluían la falta de una enseñanza de tipo práctico; el énfasis excesivo en las conferencias y en el aprendizaje mecánico más que en el aprendizaje de tipo participativo; la rigidez de un plan de estudios donde los asistentes cursan todas sus materias sin interactuar con alumnos de otros lugares. Se observó también que los estudiantes se gradúan con una preparación bastante deficiente; que las facultades generan un número excesivo de profesionales para la demanda laboral existente; que existen distintas posiciones sobre la obligación de graduación académica para ejercer como periodista; que hay fallas de carácter académico y que proliferan las alternativas privadas en lugar de las universidades públicas en la oferta de programas en periodismo.

Tras la evaluación de los problemas los participantes vieron la conveniencia de establecer un Consejo Latinoamericano de Acreditación para fijar parámetros comparativos para las facultades de periodismo en la región en su búsqueda de satisfacer los requerimientos de los medios de comunicación. Analizaron los beneficios de la acreditación y el éxito alcanzado en Estados Unidos. Entendieron que la acreditación es una forma de asegurar que se mantengan los parámetros de excelencia en las instituciones educativas y una garantía de calidad para los programas educativos y para el público hacia el cual están dirigidos.

La acreditación es un proceso privado y voluntario que se inició en Estados Unidos en 1945. En la actualidad, el Consejo de Acreditación para la Educación en Periodismo y Medios de Comunicación Masiva (denominado “ACEJMC”) posee más de 35 miembros y más de un centenar de programas acreditados en todo el país. Cada año se visitan más de 20 facultades que desean acreditarse por primera vez o bien obtener la reacreditación, trámite que se gestiona cada seis años.

Después de la conferencia, algunos de los participantes formaron un grupo de trabajo para tratar de superar la crisis tanto de los periódicos como de las facultades de periodismo en Latinoamérica. Se estableció un Comité Organizador, con decanos de programas de periodismo de cinco países de las Américas y representantes de la ACEJMC, con el objetivo de planificar la creación del Consejo Latinoamericano de Acreditación.

Durante varias reuniones del Comité Organizador entre 1997 y el 2000, los miembros redactaron la estructura y estatutos del Consejo Latinoamericano de Acreditación de la Educación en Periodismo (CLAEP) y tres documentos fundamentales para el proceso de la acreditación:

1) Políticas y Procedimientos
2) Normas de Acreditación
3) Autoestudio

Estos documentos fueron presentados y aprobados por CLAEP durante su primera reunión el 13 de octubre de 2000 en Santiago, Chile.