SIP condena atentados contra periodistas y medios en México y Bolivia

Miami (24 de junio de 2008).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó en México el atentado contra un periodista y en Bolivia los ataques con explosivos contra estaciones de televisión y radio; e instó a las autoridades de ambos países a indagar de manera expedida las agresiones.


 


El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gonzalo Marroquín, expresó a las autoridades de ambos países “la urgencia de resguardar la seguridad de los periodistas y medios de comunicación para que ejerzan sin presiones su labor informativa, así como investigar con premura las agresiones y castigar a los culpables”.


 


El pasado 21 de junio el director adjunto del diario Noticias de la Bahía, Luis Pablo Guardado Negrete, fue atacado y acuchillado por dos desconocidos en su oficina en el estado Nayarit, al centro oeste del pacífico mexicano.  Luego del ataque Guardado fue traslado a un hospital donde se recupera tras ser intervenido quirúrgicamente de una fractura en la mandíbula.


 


De acuerdo a medios de prensa local, dos sujetos que ingresaron a su oficina esa tarde, lo abordaron sobre la venta de un vehículo y luego lo golpearon, intentaron estrangularlo y fue herido con un arma blanca, mientras era increpado por una nota publicada en el diario sobre una agresión sexual.


 


En tanto, en Bolivia la madrugada del 21 de junio, víspera de un referéndum sobre la autonomía de esta región del país, fue lanzado un artefacto explosivo contra las instalaciones del canal privado Canal 4-Unitel, en Yacuiba, departamento de Tarija, al sur del país. La explosión dañó la puerta principal y ventanas del inmueble, pero no ocasionó víctimas. Por este incidente fueron detenidos y acusados de terrorismo, asociación delictiva y tenencia de explosivos, un militar y 11 civiles.


 


Un día antes en Potosí, al suroeste de Bolivia, la Radio Kollasuyo sufrió también un atentado con explosivos que dejó heridas a dos trabajadoras y dañó la fachada del edificio que alberga la emisora. También fueron denunciadas agresiones contra periodistas.


 






Otras Informaciones

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos estan marcados*

*